Robin Johnson

Robin_johnson

Robin Johnson es mi no-actriz favorita (con permiso de Pia Zadora, Traci Lords y Patricia Hearst). Corrtney Love dijo de ella que era la cara más alucinante que nunca había visto, un híbrido de Mick Jagger y Marilyn Monroe. Quizás se pasó un pelín, pero no iba mal encaminada.

Cuenta la leyenda que un productor la encontró liando un pitillo en la puerta del instituto donde estudiaba, allá en Brooklyn y le propuso ser la prota de una peli. Sí, la misma canción, pero quizás esta vez se cierto. La pelicula resultó ser Times Square, apología de la New Wave, mala, malilla pero con una banda sonora buena, buenísima y algunas secuencias que hacen que el visionado sea, cuando menos, tolerable. (Vale la pena solo por ver Nueva York antes de que Giuliani la convirtiera en el prototipo de todas las ciudades-parque-temático del mundo).

Robin está estupenda y borda un par de temas pero su carrera fue más que fugaz. Su momento más celebrado es en la película de Scorsese ¡Jo, qué noche! (After Hours, 1985) donde interviene en un papel sin texto y sin nombre durante aproximadamente 20 segundos. Cinco o seis apariciones entre películas, series de televisón y una obra de teatro cierran su currículum. Todo olvidable. El último registro que hay de ella en internet es una lectura de poesía en Bodega Bay, California, donde ahora vive. Regreso al inicio y cierro el post con un tema de Times Square a dúo con Trini Alvarado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s