Contra la adaptación

Por mucha rabia que nos de a los diseñadores gráficos, por mucho que nos cueste admitirlo, hay que rendirse a la evidencia de que en España las colecciones y los sellos literarios funcionan mejor con diseños cerrados. Todo el mundo ambiciona el posicionamiento alcanzado por Anagrama tras por lo menos 30 años vistiendo sus libros con un diseño tan espeluznante como efectivo.

Una vez aceptada esta limitación a nuestra creatividad preciasmente en aquellos libros que a buen seguro más apetecibles son a nuestros ojos, me gustaría romper una lanza en pos de la no adaptación de portadas originales en las que la tipografía es parte del propio diseño.

Voy a poner dos ejemplos que son los que tengo más claros en mi memoria. Hurgando en ella podría encontrar otros muchos diseños más, otros cuya adaptación resultó incluso menos afortunada. Por supuesto nada personal contra la Salamandra, editorial que en poco tiempo ha logrado un excelente posicionamiento con un diseño realmente, hum… feo.

Freedom
We_the_drowned

Es cierto que ambas portadas no quedan mal del todo pero eliminar ese texto que formaba parte de ellas es como ver una película doblada. ¿Porque no admirar la portada original, lamentar que a pesar de su belleza no es para nosotros y dejar que un diseñador sea feliz encontrando la imagen que ilustre a la perfección esa obra y la introduzca en nuestra limitada caja de imagen o bien ponga nuestra fija tipografía sobre ella?

Anuncios

3 Respuestas a “Contra la adaptación

  1. Carlos Cabezuelo Betanzos

    Vaya, muy buena entrada. Muy hiriente el primer caso, la verdad que yo también pienso que los diseños en España andan algo encorsetados.Te dejo un link a mi página donde tengo algunos rediseños .http://cabezueloestudio.com/editorial.html

  2. No creo que el diseño de las maquetas de Anagrama o el Salamandra (o Alfaguara o Seix Barral, por qué no) sea feo. Las maquetas de las colecciones sirven para que el librero y el cliente conozcan y confíe inmediatamente en un libro (producto-libro).El corset de la maqueta implica romperse la cabeza buscando la foto/ilustración perfecta y los colores ideales. También implica matarte con las imprentas para que todos los libros queden idénticos. Los diseñadores de los grandes grupos no tienen tiempo para perder en eso, es raro que lean el libro y se involucren en el proceso editorial.Y los pequeños (“independientes”) tienen demasiado para encerrarse en una maqueta.La adaptación me parece un mal menor, me incomoda más la mediocridad generalizada.

  3. Hoy y cada vez más, la colección va a ser la mayor garantía para el lector de que la obra pertenece a un determinado estilo de literatura, que es el que desea el lector, mas aun cuando el autor le resulta un perfecto desconocido.. Para poder identificar la colección se necesita uniformidad de estilo en las portadas. Diseñen las portadas tipo los diseñadores lo más adecuado al estilo de literatura que va a contener la colección y luego manténganse dentro de la norma impuesta, Si la imagen que ponen en la de la portada, es de la edición original u otra, es indiferente al lector, que es a quien hay que servir, le es lo mismo, puesto que rara vez conoce la edicion original.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s