Coverflip: ¿Y si Eugenides se llamara Jeanette?

En algún lugar leí que la novela femenina fue un invento para devolver al redil a las mujeres de occidente después de haberse pasado unos años dando el callo en las fábricas durante la II Guerra Mundial. No se cuanto tiene de real la historia pero es cierto que esa etiqueta es un invento de marketing y habitualmente es —o es inevitable interpretarla como— un eufemismo de literatura tirando a chunguilla. En los últimos tiempos han aparecido nuevas etiquetas para dignificar el género pero, ¿si una novela es buena que necesidad hay de clasificarla como women’s literature o women’s fiction?
La autora Maureen Johnson, harta de ese tipo de distinción que condena a libros a algunas mesas de novedad my concretas o simplemente a perder lectores masculinos por un capricho editorial propuso en su twitter el proyecto #coverflip: nada como enfocar novelas escritas por hombres como si las hubiesen escrito mujeres para constatar que, muy probablemente, estamos haciendo el tonto.
Estos son algunos de los ejemplos de los muchísimos que llegaron al poco de que Maureen propusiera el experimento, sí, algunos de ellos son pura demagogia gráfica pero la cosa da que pensar.

slide_296089_2421899_free
slide_296089_2421884_free
slide_296089_2421385_free
slide_296089_2421763_free
slide_296089_2421692_freeslide_296089_2421835_free
slide_296089_2421866_free
slide_296089_2421776_free
slide_296089_2421914_free

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s